Embarazada, alivia el dolor en tu vientre

Aunque todavía no eres lo suficientemente grande como para que todo el mundo quiera frotarte el vientre, algunas mujeres comienzan a mostrarlo en este momento. No importa cuán grande o pequeño sea su vientre en este momento, tenga en cuenta que podría comenzar a experimentar dolor en los ligamentos redondos a medida que su útero crece y estira todo el tejido circundante a su alrededor además de otros síntomas del embarazo. Aunque no hay motivo para alarmarse, el dolor de ligamentos redondos puede ser irritante y repentino, así que aquí hay algunas maneras de evitarlo:

Párese lentamente (esto también reducirá el mareo). Voltéese lenta y cuidadosamente en la cama. Si correr causa dolor en los ligamentos redondos, trate de caminar por un período más largo para hacer ejercicio. A medida que parte de su energía regrese en esta etapa de su embarazo, úsela a su favor. Este puede ser un buen momento para limpiar a fondo su casa, reorganizar el garaje, el ático o los armarios, o planear un viaje de luna de bebé con su cónyuge. Cualquiera que sea su preferencia, sepa que este período de sentirse bien y con energía es temporal, ¡así que aproveche al máximo!